El dolor es la enseñanza. 13-12-2014

strict warning: Only variables should be passed by reference in /var/www/vhosts/tsegarra.com/httpdocs/modules/captcha/captcha.inc on line 61.
 7625. Hola, José.
Ahora tengo mucho trabajo para poder hablar de todo  eso que investigamos.
De todas maneras di lo que quieras o lo que necesites y veremos qué sale de todo eso.
 
7626. Veo que estás llena de miedos. Pues aceptas raquíticamente, mezquinamente, solamente unas pocas palabras. Tú que te crees que todo lo sabes, ¿no sabes que el amor es libertad? Y por eso, cuando pones trabas y pegas para que te escriban pierdes toda tu dignidad de lo que quieres representar.
El texto que te he escrito, tu página no lo acepta. Está publicado en mi página web.
 
7627. He sabido de ti, al leer una reseña, en el diario La Vanguardia de Barcelona de ayer, en relación a vuestro deseo de querer imponer otra vez –ya que está abolida- la tortura y asesinato violento de los toros por placer y diversión festivaleras, chabacana sin sensibilidad, propia de personas subdesarrolladas mentalmente.
Y por eso, entre otras muchas cosas y maneras, es que los catalanes quieren salir de España porque les causa pavor algunas de sus maneras y costumbres macabras, sádicas y morbosas. Que llegan a la osadía y poco gusto, falta de sensibilidad, de declarar esa sanguinaria matanza de un animal, un indefenso, inferior, vulnerable y maravilloso toro que siempre tiene las de perder, como la fiesta nacional de España.
 
7628. Solamente hay que ver dónde está cada cual. Y si le toca ser político, empleado, funcionario, un trabajador cualquiera, darse cuenta de sus actividades corruptas, deshonestas. Y si las vemos de verdad es cuando podemos hacer algo con respecto a la deshonestidad, la corrupción.
Por tanto, cada cual que haga lo que tenga que hacer, ya sea policía o militar, un gran jefe de una empresa, un portero o limpiador, pero sabiendo el terreno que está pisando, lo que se juega con ello.
Y los otros que lo ven, si quieren, señalarlo e informar de las actitudes corruptas, inmorales, deshonestas.
Por eso, Juan Antonio, el problema no son los políticos. El problema somos nosotros y lo qué hacemos con nuestras vidas cotidianas, de cada día.
 
7629. Así es la vida: por pobres que seamos -o llevar una vida miserable internamente- siempre hay otro que nos tendrá celos, envidia. Somos así, sin remedio. Por lo que hay que vivir con ello, siendo rápidos al verlo y para descartarlo en cada momento que aparece.
 
7630. Lo más caro que hay es estar solo –no aislado-. Pero es la mejor medicina para ser honesto, no corrupto.
 
7631. En la inacción hay acción total, orden. Porque cuando llega la acción es sin opción, ni demora, donde el ego, el ‘yo’ no puede operar.
 
7632. Reírse de sí mismo es como estar con un amigo, colega, donde todo queda al descubierto y claro. Y a pesar de toda esa vulnerabilidad reírnos al ver lo que realmente somos: Quiero y no puedo.
 
7633. Es muy largo, José, tu escrito para un grupo de Internet donde todos hablan o quieren hablar. El problema para lo que tú quieres es difícil y sencillo de resolver a la vez. Todo lo que tú quieres es que haya amor en ti y en todos, ¿no? ¿Puede haber amor si yo te obligo a ti a que hagas lo que no quieres, si te fuerzo, soy brutal, cruel, violento, es decir te hago daño? Si no hay amor, habrá división, conflictos, violencia, las matanzas de la guerra. Y en la guerra es donde se manifiesta en su máxima posibilidad la crueldad, la falta de respeto, y todos los males que nos pueden llegar: hambre, pobreza, miseria, el horror y la destrucción.
En cuanto lo que tú dices: ‘Yo sé que Dios existe, porque lo he visto y he hablado con Él, y lo he oído hablarme. Y, hace esta noche dos días que lo ha hecho’. Eso es posible porque tú quieres, lo inventas. La mente tiene una capacidad infinita para inventar, alucina, delirar. Pero nosotros hemos de atenernos a los hechos. Y un hecho es que no podemos saber si eso que decimos dios existe o no. Porque tanto negando como afirmando que existe como si no, las posibilidades en ambas direcciones son infinitas. Por lo que todo es una huida, un escape, un pasatiempo y distracción, para poder soportar esta vida tan sinsentido que llevamos.
Así que si queremos amor, compasión por todo lo que es la vida, hemos de tener orden. No que nos lo dé el político, el maestro, el gurú, el mesías, el único salvador, porque ellos también viven en desorden, en confusión. Así que, hemos de empezar nosotros, cada cual, a poner orden en nuestras vidas, en nuestra manera de vivir.
Y eso llega cuando uno se da cuenta de que la división interna, que ha de salir afuera por la fuerza de los hechos, al exterior, generando esta sociedad corrupta, inmoral, cruel, es la raíz y la causa de todos los problemas. Viéndolo de manera como si fuera la vida en ello, como un veneno, un gran peligro, un animal salvaje que viene hacia nosotros.
 
7634. Los barcos los construimos los hombres. Y por eso, como nosotros mismos somos, así son también ellos: activos, descansando, yendo plácidamente o agitados.
 
7635. ¿Es masoquismo o es necesidad? Lo natural, lo sencillo, lo hemos cambiado por lo complicado e insano. De manera que llegan las consecuencias. Al final todo se convierte en necesidad, incluido lo insano, el veneno.