Cuando el observador es lo observado, todo va bien. 29-12-2018

strict warning: Only variables should be passed by reference in /var/www/vhosts/tsegarra.com/httpdocs/modules/captcha/captcha.inc on line 61.

7203. ¿Diciendo lo que tú no sabes, mentiras, falsedades, con cinismo, sarcasmo, vas a solucionar los problemas? ¿Eso no demuestra que eres un obstáculo, con tu mala educación, faltando al respeto a los que no piensan como tú, para que el desorden no se incremente, vaya a más?

Sin conocerte realmente quién eres, de verdad no lo que tú crees, seguirás generando desorden, confusión, anarquía. Es decir, más odio. 

 

7204. Antes de empezar ya empieza con las mentiras y las falsedades. ¿No dijeron hasta la saciedad, que nunca cohabitarían con los corruptos -PSOE/PP-? Ahí los tenemos, cogidos de la mano, y a dormir a la cama. Por eso, se dice: Haz lo que yo digo, pero no hagas lo que yo hago. Porque, si lo haces te amargaré, lo airearé, lo diré por todas partes, haré que te vean en ridículo. Diré que eres falso, mentiroso, hipócrita.

Sé que ellos tienen sus motivos, sus presiones, sus necesidades, tienen que alimentar y engrandecer su negocio, para que dé más dinero, ganancias. Pero, todo eso no cambia la realidad de que son falsos, mentirosos, hipócritas.

 

7205. Así les pasa cuando se ensañan con los catalanes. Cuando más se empeñen en "satanizarlos", más publicidad les hacen y provocan que más los conozcan. Así, todo el problema, la realidad de lo que está sucediendo, queda expuesto para que todo el mundo lo vea, se entere.  

 

7206. El problema son los dictadores, los tiranos. Los que no quieren la libertad, porque están programados, como los ordenadores, para ser dictadores, que se oponen a la libertad. ¿Eso no es el peor camino?  

 

7207. El fanatismo, el fundamentalismo, el integrismo, ¿no nos divide de las personas que no piensan como nosotros? Esas personas fanáticas, dicen que lo suyo, sus ideas, su religión, es lo mejor. Entonces, que lo demuestren con hechos: que no se dividan, generen odio, que no sean violentas, que no asesinen a las personas. Si no hay una buena relación con los que convivimos, los vecinos, los familiares con quien vivimos, nuestros amigos, toda la humanidad.

Todo lo que hagamos no tiene sentido ni significado verdadero ninguno. Es decir, esas ideas, esa religión, no sirven para nada. Todo se queda en una superstición, idolatría, paganismo, ocultismo. La religión es lo más sagrado que hay cuando es amor, genera amor, compasión por las personas.  Todo lo demás, son palabras, erráticas, confusas, generar confusión, desorden.

 

7208. 'Queremos que nos respeten en lo que soy, sin saber quién soy, y a partir de ahí juzgamos al otro, lo interpretamos, vemos en el otro lo que no vemos en nosotros, siendo que nosotros somos el mundo'.

Para comprender a una persona de la que hablamos, o con la que hablamos, ¿no es preciso que nos demos cuenta que tanto la persona con la que hablamos y nosotros, somos lo mismo? Es decir, cuando vemos como un hecho que es, que el que habla, el que observa, es lo mismo que el que escucha, y el que observa al observador. Es cuando cesa la división entre el observador y lo observado, cuando llega la inteligencia, el fin de la confusión, del conflicto. Y entonces, las personas no nos tenemos miedo, sabemos quiénes, son. Porque, como son lo mismo que nosotros, sabemos cuáles son sus impulsos, sus necesidades, sus miserias, su belleza, su dicha, su felicidad. Pero, para eso nos hemos de conocer quiénes somos, cómo vivimos, hemos de comprender nuestros miedos, necesidades. Pues, los otros, todos pasamos por lo mismo. 

 

7209. Los maestros, si tienen algo positivo es en el ámbito material. Los que enseñan un oficio, a leer, escribir, a hacer muebles, construir un puente, un pantano, un edificio. Pero, en lo espiritual, en lo psicológico, en el humanismo, los maestros son un impedimento, un estorbo, para que llegue la comprensión de la realidad.

Los maestros, se convierten en un refugio para los discípulos. Por lo que, tienen que liberarse de ellos. Pues, los maestros como todo ser humano, está obligado a vivir, a sobrevivir. Y eso genera una lucha por la supervivencia, donde todos estamos contra todos, lo veamos o no.

Todo depende del reto que nos llegue, es decir la situación en que estamos obligados a vivir. Si el reto es fuerte, profundo, a vida o muerte, es entonces cuando realmente nos conocemos. Y entonces, es cuando nos vemos y comprendemos que todos somos iguales. Ya sea discípulo, maestro, rico, pobre, culto o inculto, mujer u hombre, un aldeano o el que vive en una gran ciudad.