Cuando el observador es lo observado, todo va bien. 29-06-2018

strict warning: Only variables should be passed by reference in /var/www/vhosts/tsegarra.com/httpdocs/modules/captcha/captcha.inc on line 61.

4146. Las coincidencias, pueden ser casualidades. Pero, lo que sí que es cierto, es que nos informan de los hechos, de lo que está sucediendo.  

 

4147. No hay justicia para algunos -a la hora de ir a la cárcel-, que son los privilegiados. Pero otros, se están pudriendo en la prisión. Aún y todo, sin tener una culpabilidad clara, definida; cuestionada por centenares de jueces. Tanto aquí, como en Europa.

Por eso, la justicia huele mal. Tanto, que irrita. Tal vez, es el pasado reciente, de la dictadura de cuarenta años. A los que unos, sin ningún rubor, se han agarrado para seguir con sus privilegios. 

 

4148. No hay aliados ante la realidad. Tal vez, a la tierra le toque arruinarse por completo, como ya ha ocurrido con las glaciaciones, bombardeos de los meteoritos, etc.

Lo que sí se puede hacer, es generar orden en la vida de cada uno. Para que ese orden, no nos deje en la división, la confusión, la anarquía -el egoísmo, el capitalismo salvaje-, que todo lo devora. 

 

4149. Hay que pasar por ahí para saberlo. Pues una adicción no se va con una bonita panorámica. Hay muchas cosas detrás de lo aparente, que, si no pisamos el terreno, no lo podemos saber. 

 

4150. Toda esa belleza, sólo es una parte de la realidad -que incluye la parte absurda de la vida-. La belleza, no está en la parte bonita de lo que vemos.

La belleza, es tener una vida de virtud, de moralidad, de orden, de no corrupción. 

 

4151. Toda lo que sucede tiene un motivo. Sin saber los motivos, la realidad de lo que sucede, al querer ponerse de una parte, va a generar más de eso que se quiere evitar: el desorden, la confusión, la anarquía en que vivimos.

No solamente la de unos exaltados y sus motivos, sino la anarquía en que todos vivimos -hacer lo que nos da la gana, por absurdo que sea-.

 

4152. ¿Así vas a tener felices sueños? A no ser que te identifiques con eso: querer eliminar a una persona. 

 

4153. El odio, su incitación al odio, es tan poderoso, que se puede afirmar que lo blanco es negro, y al revés. Por eso, es que el odio racial, religioso, político, son tan peligrosos.

Porque, con el odio en acción, las personas sean quienes sean, se convierte en fieras que sólo quieren destruir a los que ven como enemigos.

No se escapa nadie, de esta maldad que genera el odio. Más aún, cuando es alentado, incrementado por un poder enrabietado, por la realidad de los hechos que no quiere asumir, sino reprimir.  

 

4154. '¿Podría ser delito de abuso sexual que una mujer engañe a su pareja para quedarse embarazada?'

¿Eso cómo se puede saber? Pues, lo que les sucede a las parejas, sólo lo saben ellos. Por eso, sólo ellos lo pueden describir, culpando a su pareja. Cambiando la realidad a su favor.  

 

4155. Pero, si todos hacemos lo mismo. ¿Es que se creen que hay unos que son especiales y otros no? Tal vez, por eso, es que creen en los extraterrestres, que también creen que tienen superpoderes, etc.  

 

4156. Todo se puede tanto negar como afirmar, infinitamente. Y esto, nos hace humildes, sencillos, al darnos cuenta que poco sabemos.

Tanto que nos hacemos mezquinos, brutales, para querer imponer lo que no se puede. Si es que queremos vivir, sin matarnos en las guerras, que son carnicerías. 

 

4157. Una de las cosas más peligrosas para nosotros, es querer cambiar la realidad, que no nos gusta, de lo que somos. Porque, entramos en una guerra entre lo que quiero y la realidad que no se puede cambiar. 

Y eso nos hace neuróticos. Llenos de inseguridad personal, de eso que somos: bajos, altos, flacos, encarnados, fuertes o asténicos, negros o blancos; intelectuales o no, con dominio de las actividades sociales o no.

 

4158. Hoy te he visto en el programa, X TV. Cuando hablabas de la ley, como si fuera un dogma fundamentalista, religioso.

Y como verás, con esto que te envío, eso es una ilusión, una quimera, una patraña, inventada para imponerse el poder, el establishment, al precio que sea.

Pues, la maquinaria de la ley, puede ser infinita; al igual que lo pueden ser también las palabras que la conforman. Pero, las palabras nunca son lo real. Porque, a una palabra, un concepto, una idea, una teoría, se anteponen otras.

Por eso la ley, tiene tan poco valor y significado verdadero. ¿No te has dado cuenta, que el verdugo y la víctima se intercambian los papeles a cada instante? 

Con afecto.

Vídeo sobre la violencia contra los votantes, que iban a ejercer su derecho a votar, en Cataluña -según los últimos cálculos diez mil personas fueron afectadas por la crueldad, la violencia, de diversa consideración-:

https://www.facebook.com/Saviscatalans/videos/1721089414631985/

https://youtu.be/Xc1MLSxQZBo      

 

4159. Esa es tu opinión contra la opinión de otro. ¿Podemos confluir? Por supuesto, que sí. Sólo hace falta, que cada uno vea que lo que dice, no es lo verdadero, si no aceptamos que el otro, lo que dice, también forma parte de lo verdadero.

Pues, si hay un perdedor y un ganador, eso no tiene ni sentido ni significado verdadero. Pues el conflicto, las falsedades, las mentiras, que son la subjetividad, nos abocará a la guerra. Lo peor que hay.