Cuando el observador es lo observado, todo va bien. 24-05-2018

strict warning: Only variables should be passed by reference in /var/www/vhosts/tsegarra.com/httpdocs/modules/captcha/captcha.inc on line 61.

3629. No estoy de acuerdo contigo, cuando dices: 'Mujeres: sed madres antes y llegaréis más lejos y más alto'. Pues, en toda afirmación lleva en si su contradicción, la contraparte.

Cuando las mujeres son madres jóvenes, tempranas, tienen la ventaja de la juventud. Por lo que están más ágiles, fuertes. De modo que pueden responder a los retos físicos mejor.

Pero, tienen en contra que, al tener los niños, no pueden desarrollar sus actividades propias de una joven -descubrir la vida, los viajes, dedicarse a estudiar, escribir, a la música, a la pintura, el teatro, el cine-. O ir de fiesta con los colegas, amigos. Que no lo puede hacer, de la misma manera, una mujer que tiene hijos, que no es soltera.

En la vida todo no puede ser: el que vive mucho socialmente las actividades de la juventud. No puede estudiar, investigar, leer, dedicarse a actividades culturales, intelectuales. Sino que toda la energía la dedica en ir de un sitio a otro, sin parar. Como se dice, su vida es: sexo, droga y rockandrroll. Que tampoco es lo correcto, adecuado.

Ya que lo más adecuado es: mezclarlo todo: fiesta y estudio, juntarse con la multitud callejera.  Y, retirase en soledad. Para aquietarse, descansar, indagar, observar, leer e investigar todo, tanto interna como externamente. 

 

3630, ¿Describir la realidad es divagar? ¡Vaya científicos que sois! ¿Os creéis que ser científico es poner barreras, trabas, para indagar, investigar? Cada invento, es curioso que siempre choque con lo viejo, con los carcas conservadores, retrógrados. En todo: tanto en los avances técnicos, como en lo social, económico, religioso, en las costumbres, como en la política.

 

3631. O, dicho de otra manera, no hay referencia alguna, porque todo es infinito, o como decimos también, sólo existe la nada, el vacío, y su percepción, sin opción.

Que es como lo viven los animales. Por eso, son tan obedientes comparados con nosotros. Pues, los animales no se pueden suicidar. Ellos lo aguantan todo. Hasta que la naturaleza, la vida, acabe con ellos.   

 

3632. El feminismo, es lo mismo que los nacionalismos, grandes y poderosos o pequeños. De manera que, si no existieran los grandes -el machismo brutal, cruel-, tampoco habría feminismo.

Pues, el feminismo es sólo defensivo. Al igual que lo son los nacionalismos, pequeños, sin ningún poder, porque los aplastan los grandes nacionalismos. Como a las mujeres, los machos, con su crueldad, brutalidad, violencia. Como lo vemos cada día, a cada hora, a cada momento.    

 

3633. Cuando uno es autoritario en exceso, dictatorial, cruel, por la fuerza de los hechos, ¿no lo es con todo, con todas las personas? Pues, ellos siempre encontrarán, inventarán una excusa para serlo.

Cuyo resultado es: más división, más confusión, más desorden, más anarquía. Más dolor y sufrimiento, para todos -para ellos también-.

Son todo lo contrario de los que quieren la paz, la no violencia: siempre encuentran motivos para no ser violentos, ni crueles, ni represores.    

 

3634. Lo más negativo, cruel, es discriminar a los demás. Por ser mujer, de una raza distinta, por el color de la piel. Esa actitud, es propia de personas subdesarrolladas mentalmente. Porque ese agravio, genera dolor, sufrimiento, Y su respuesta.

 

3635. Los psicólogos. los psiquiatras, tienen el mismo problema que tú, Mariló. Dicen que está la mente consciente y la mente subconsciente, la superficial y la profunda. Pero no se dan cuenta, que sólo existe una mente total, global. O, es que tal vez, complicándolo todo, hacen como si trabajasen más y así ganan más dinero.

Cuando todo el problema es acabar con el ego, el ‘yo’, el pensamiento. Es como cuando queremos arrancar un árbol. ¿Para qué cortar rama a rama, pudiendo arrancarlo desde la misma raíz? 

Recordemos que lo que más cura es una buena relación, donde es preciso el hablar, la comunicación, la compañía, el afecto. ¿Y, qué es lo hacen en realidad, los psicólogos, los psiquiatras? Escuchar, hablar, sosegar, demostrar comprensión, afecto, con sus pacientes.

Y para ello, pueden contar toda clase de cuentos -como los cuentos que cuentan los religiosos, con sus supersticiones, relatos inverosímiles, de una fantasía desbocada-. Cuentos que, en psicología, sobre la mente consiente, semiconsciente, profunda, sobre los sueños, las visiones, las alucinaciones, los estados psicóticos, donde no se pueden probar que sean ciertas o no. O, mejor dicho, que unos creen que son ciertos y otros no.