Cuando el observador es lo observado, todo va bien. 22-06-2018

strict warning: Only variables should be passed by reference in /var/www/vhosts/tsegarra.com/httpdocs/modules/captcha/captcha.inc on line 61.

4062. Si dices del solsticio, si no lo dejas enseguida, esa dicha se marchita y se convierte en desdicha, una cosa fea. Pues, para que haya dicha hay que morir a cada instante para que la mente no se pueda agarrar nada y quedar atrapada en el pasado.  

 

4063. El lenguaje del cuerpo, puede ser inconsciente, sin nada que ver con el pensamiento, solamente una respuesta física corporal. El cuerpo, tiene su propia inteligencia, que, si no intervenimos en él, él sabe lo que tiene que hacer.

¿No han visto como las personas suben o bajan las escaleras, sin mirar los muchos escalones, hablando con otros, etc., sin tropezar ni caerse? 

También están, los condicionamientos que tenemos, como el miedo, la alegría, la tristeza, la pesadez mental, que van a afectar al cuerpo. Transmitiéndole, favorable o desfavorablemente, eso que tenemos dentro, en el pensamiento, en la mente.

El estado de unidad total, es lo que más favorece al cuerpo y su adecuado funcionamiento.  

 

4064. Primero que nada, estamos de acuerdo en que no se puede reconocer lo verdadero sin descartar previamente lo falso. Pues, si lo hiciéramos al revés, el 'yo' inventaría lo que a él le conviene: siempre ganar, imponer sólo lo que le beneficia.

Todas las personas, sean ovo lácteo vegetarianas; las veganas, que se abstienen de alimentarse con productos de origen animal, todas para sobrevivir, hemos de destruir la vida de otros, que también tienen vida, insectos que vuelan, todo lo que se arrastra por el suelo. Pues, para cultivar los alimentos vegetales, hemos de arrancar las ‘malas’ hierbas, o matarlas con insecticidas.

En cuanto a las relaciones con las personas, como ya he dicho anteriormente, también nos matamos unos a otros. Aunque, la mayoría no lo sabe, no es consciente. Si somos injustos, no le damos lo que se merecen las personas, con las que convivimos, las estamos matando. Cuando hablamos mal de ellas, usamos palabras falsas, mentirosas, las desacreditamos con argumentos no verdaderos, con insidia, saña, etc., estamos matando.

Pues, no solamente matan las balas, las bombas. Cuando los gobiernos, a los que votamos para que ejecuten lo que nosotros no podemos hacer -intentar poner orden, el organizativo, burocrático-, y hacen recortes en los servicios sociales, estamos matando a las personas.

Pues esos recortes implican, que hay que pagar los medicamentos, que antes eran gratis. Cuando cierran, ambulatorios, y hay largas esperas -meses o un año- para poder ser atendidos. Cuando, no invierten en viviendas sociales, para los menos afortunados, y desahucian -echan a la calle implacablemente, por la fuerza y la violencia de la policía-, sin poder sacar los muebles, electrodomésticos, etc., sin lugar para poder dormir.

¿Eso no es matar lentamente, o rápido por un infarto, a las personas? Es decir, eso que parece sólo un problema de los que mandan, es una ilusión, pues nosotros al votarlos, al vivir en desorden, también somos responsables de la matanza.  

 

4065. Decir que en los años setenta, ochenta, del pasado siglo, no había racismo en España, ni Europa, ¿eso no es una tontería, una falsedad? Pues el racismo, que es el miedo, siempre ha estado y está dentro de nosotros.

Esos charlatanes, que inventan toda clase de ideas y teorías, conspiraciones, que lo hacen para poder seguir siendo charlatanes, sacar beneficios, son los que están infectando aún más, para que se extiendo el miedo y crezca el racismo.

Parece que les gusta la jarana. En vez, de cambiar su manera de vivir, de derroche y despilfarro, viven como reyes, injustamente. De manera que, generan el desorden, la pobreza, la miseria, que es lo que generan las migraciones de las personas menos afortunadas.

Que sufren en sus carnes directamente, las consecuencias de ese desorden, que provocan: mafias económicas, emporios, países miserables, con gobiernos fallidos, con sus revueltas e intentos de revolución violenta, sanguinaria.   

 

4066. Y, ¿nosotros que podemos saber del futuro, que ha de llegar? Creo que nos gusta divertirnos, como niños ociosos, inventando batallitas contra posibles enemigos.

El trabajo está en el presente, en el ahora. Dejemos el futuro para los ricos ociosos, que tienen el estómago repleto de alimentos; y su sangre, sucia por la vida que llevan: colesterol y azúcar excesivo, ácido úrico, etc. 

 

4067. Eso es un problema. Pero hay que saber, recordar, que el único y verdadero problema es uno, cada cual, y lo que hace con su vida.  

 

4068. Esa soledad, es aislamiento -división interna- que nos hace neuróticos. Ya que hace que tengamos miedo al mundo tal y como es, a las personas, al futuro, al pasado, y al presente.

Pero, otra cosa es la soledad como descanso, para reponernos del inmenso ruido, la desenfrenada carrera por ganar, vencer, llenos de vanidad.

Todo fruto del 'yo', que es el artífice de toda esa desdicha. 

 

4069. Estimados.  Igualmente, para vosotros: ¡Os deseo una muy feliz fiesta de San Juan!

Y que vengan muchas. Nosotros las viviremos, sea como sea.