Cuando el observador es lo observado, todo va bien. 21-01-2018

strict warning: Only variables should be passed by reference in /var/www/vhosts/tsegarra.com/httpdocs/modules/captcha/captcha.inc on line 61.

1124. No se harán mucho daño. Pues, son de la misma tribu de la derecha. Hay que decir, que uno le da apoyo para que pueda gobernar. Por lo que, a ninguno de los dos le interesan los líos.

Otra cosa es, el blablablá para los inocentes votantes, que está colgados con ellos.  

 

1125. Hola Lorena. He visto lo último que comentaste, cuando hicimos esa conversación, del año 2013, en esta misma página. Y escribiste, 'las personas irán volviéndose cada vez más sensibles, es la hora, y así debe ser'. Y no lo veo muy claro, para decir que sí.

Pues, ¿Se puede erradicar el egoísmo, que hace que nos hagamos daño unos a otros? Daño que es preciso, si queremos sobrevivir. ¿Comprendes lo que quiero decir?

Por ejemplo, empecemos por: para comer hemos de matar animales. Cuando uno conquista a una persona y la hace su pareja, los otros que también la querían les estamos haciendo daño. 

 

1126. ‘La felicidad es extraña; viene cuando no lo estás buscando’.

Puede que sea así, porque el deseo, todo lo de la mente, que desea encontrar la felicidad, la aleja. Pues todo devenir, es un impedimento, un obstáculo para que llegue la felicidad.

 

1127. ‘La vida es lo que está sucediendo en este instante’.

En este instante. Cuando todo el parloteo de la mente, ha cesado. Y sólo hay el vacío, la nada.  

 

1128. ‘En observación, el silencio es necesario’.

La observación profunda, total, sólo es cuando nosotros somos la nada. 

 

1129. ‘La simplicidad del corazón es de mayor importancia y significado, que la simplicidad de las posesiones’.

Lo más importante es tener un corazón limpio, puro. Porque, en eso está el orden. Que está más allá de lo que queremos o no.

 

1130. Todo lo que vemos como negativo -el proceso hacia la libertad, independencia-, no lo es. Pues, esos desafortunados policías, que vivían adormecidos, agraviados por no pagarles lo que se merecen. Gracias al darse cuenta de que, los policías de donde ellos habían ido a hacer un servicio, cobraban más que ellos.

Así que, todo lo que vemos como el mal, no es tan mal. Ni todo lo bien, no es todo bien.   

 

1131. Puede que mientras estén las cosas como están, esa guerra abierta entre los dos nacionalismos español y catalán. Todo va a seguir igual. Pues, el nacionalismo catalán, no tiene más remedio que protestar como sea y donde sea, ante la represión, la brutalidad, la crueldad del nacionalismo centralista español, todo poderoso.

Ante una lucha desigual, de un gigante contra un enano.  

 

1132. Todas las bebidas alcohólicas, son vigorizantes. El problema está, como en toda droga, y su adicción, en pasarse. Ya que afectan negativamente, tanto física, como psíquicamente, socialmente.

Pues, si las personas sin tomar alcohol, drogas, ya somos peligrosas. Si las tomamos toda esa peligrosidad se incrementa. 

 

1133. Lo que rompe a los países, a las personas, es la competitividad. Ya que, nos acelera los deseos para conseguir lo que queremos. Y entonces, se desencadena la ansiedad, el estrés.

Es decir, nos hacemos insensibles, indiferentes, ante todo lo que nos rodea. Ya sean los árboles, los animales, las personas. Por lo que, hacemos las cosas de manera que generamos división, conflicto, brutalidad, crueldad. Que, a su vez, da paso a la violencia, a la guerra.

¿No han visto cómo funciona el mundo? La guerra total, de todos contra todos. Sin importarnos las consecuencias. Porque, el mundo es competitivo. Hemos consentido vivir competitivamente, eso es un hecho.

Por lo que, hay que inquirir si podemos descartar esa competitividad, ya sea en el deporte, en el trabajo, en el hogar, en las relaciones. 

 

1134. Yo no lo tengo tan seguro. Podemos decir, que a veces sí que podemos descartar lo negativo. Pero, otras veces, estamos obligados a hacer lo negativo.

Pues, la vida es destrucción, amor y construcción. Es decir, somos vulnerables. Y ser vulnerables, quiere decir fallar, errar, estar distraídos, inatentos.  

 

1135. Si decimos que sí, que la mente es gobernable. ¿Podemos decir que eso es un hecho? Puede que sea un hecho, en un momento dado. Pero, en otro momento, los hechos, que son los retos que nos llegan, nos desbordan. Porque, estamos agotados, inatentos, llenos de contradicción, estrés, conflicto.

Por tanto, lo que podemos decir, es: en el momento que me doy cuenta que estoy inatento, es cuando vuelvo a estar atento. Yira, ¿Podemos estar siempre atentos para gobernar la mente? Si no lo podemos -siempre-, tampoco podemos gobernar la mente.