Cuando el observador es lo observado, todo va bien. 20-10-2018

strict warning: Only variables should be passed by reference in /var/www/vhosts/tsegarra.com/httpdocs/modules/captcha/captcha.inc on line 61.

6395. La reencarnación, otra tontería. Si uno quiere, se adiestra el pensamiento voluntariamente, o por causalidad. Puede inventar, que va cada noche a la luna, pasea por su superficie. Y luego se va a Marte, y nos dice que allí hay una base donde están los aviones que desaparecen en pleno vuelo.

Los muertos, los realmente muertos, son los que ya muertos nunca vuelven. ¿Qué le pasa a un animal cuando muere, no se convierte en energía, en la nada? Y no le afecta ni el karma, ni los pecados que haya podido hacer.

Nosotros, también somos animales, que sabemos leer, escribir, hablar, manejar toda clase máquinas; para ir por el espacio, etc. Y tampoco nos afecta ni el karma, ni los pecados, que hayamos podido hacer. Todo eso es, superstición, brujería, ocultismo.

Pues el bien y el mal, tampoco existen. Son una concatenación infinita, toda ella unida, que nos obliga a hacer lo que hacemos -aunque no lo queramos hacer-.  

 

6396. Pero, Lorena, si tú me haces una mala pasada. ¿Por qué me tengo que vengar, devolverte esa mala pasada? Yo no quiero hacerte ningún daño. Por tanto, en este instante desaparece el karma.

 

6397. Los efectos de tus actos, desaparecen cuando tienes la mente vacía, estás y eres la nada. 

 

6398. ¿Tú cómo lo sabes, Lorena? No sabemos nada. Pues, la vida es un misterio.

Para que venga lo nuevo, hay que morir a lo viejo. Pues, lo nuevo nadie sabe lo que es.

 

6399. Pero, eso de la acción reacción es una obviedad. Y eso siempre nos va a suceder. Porque cuando pisamos una hormiga, pisamos las plantas, estamos provocando la reacción de la naturaleza.

De manera, que es imposible no generar reacciones. Pues el hecho mismo de existir quiere decir que hay que competir para encontrar comida, una pareja.

Por cierto, cuando alguien se enamora de ti, y tú accedes porque también estás enamorada, hay otros que también querían ser vuestras parejas. Y por eso, les hacéis daño, etc. Por eso, ese juego es un juego de neuróticos, de locos. Porque, la vida es ingobernable, tiene sus maneras.

 

6400. Eso ya lo sabemos, desde que empezamos a tener conciencia de lo que sucede en la vida, conciencia de lo qué es la vida. Pero, aunque nos pongamos dentro de una piedra, no podremos evitar que nos hagan daño. Ni tampoco evitar que nosotros hagamos daño a los demás.

Hemos de vivir con eso. Observarlo profundamente, para poder comprenderlo. Y luego, si lo comprendemos no le daremos ninguna importancia a lo que nos sucede y les sucede a los demás. 

 

6401. El éxito rotundo sería, si pudiéramos estar siempre colocados. Donde no hay dualidad, ni división, ni víctimas ni verdugos. Eso sería tanto como que el ego, el 'yo' desapareciera y no volviera nunca más. Pero eso, es otra fantasía.

Porque, nosotros no podemos ser perfectos. Sólo lo somos unos momentos, cuando hay una unión total, como en el sexo, o cuando estamos absorbidos ante una visión de un valle o en una alta montaña. 

 

6402. Donde hay un motivo, un deseo, ¿no va a generar conflicto, dualidad? Siempre que tengamos un método, una idea o teoría de lo que tiene que ser, ahí está el desorden, la confusión. Porque, esa idea, método, nos divide de la realidad, de lo que es, de lo que sucede.

No han notado, que una vez empieza el frío o el calor, si peleamos contra ellos, todo va a ir a peor. Y lo mismo sucede, con las personas.

Pero, desafortunadamente, siempre queremos ganar en los deportes, en las carreras, en los concursos de belleza, en los mejores empleos. Y por eso, es que está sociedad es neurótica, es una fábrica de neuróticos.  

 

6403. Eso es, Lorena. Pero sólo con la atención, no es posible tener paz interior, dejar de tener problemas. Porque, como ya hemos dicho, lo que hacemos genera unas consecuencias.

Si yo soy un ladrón. Y llaman a mi puerta y pregunto quién es. Y contestan que es la policía, me pondré a temblar, a tener miedo. Cuando la policía, sólo quería una información, sobre un vecino para entregarle unos papeles.

La pregunta es, ¿podemos estar siempre atentos, completamente atentos siempre? No podemos. Así que, hay que apechugar con esa realidad, lo que es, lo que está sucediendo, nos guste o no.

 

6404. Hay que pagar un precio. Ser libre. Y la libertad es amor. 

 

6405. Pero, ojos que no ven, corazón que no llora. El karma es el condicionamiento, que nos obliga a esperar algo en el futuro. Y los tontos, lo esperan. Y si se espera algo, eso llega. ¿Qué pasa si me olvido del karma, etc., paso de todo eso?

Pues, que no hay nada que recibir. Venga lo que venga, no lo le hagamos caso, no empecemos a relacionar con esto o aquello. Igual de estúpidos son los que creen en el pecado, como los que creen en el karma. Por eso, cuando aparece el amor, ni el pecado ni el karma, tienen ningún valor, sentido.