Cuando el observador es lo observado, todo va bien. 20-07-2018

strict warning: Only variables should be passed by reference in /var/www/vhosts/tsegarra.com/httpdocs/modules/captcha/captcha.inc on line 61.

4334. No podemos decir, que sí que podemos o no podemos. Porque, eso lo tenemos que descubrir cada cual. No como una idea, si no como un hecho, una realidad en nuestras vidas. Pues, la comprensión real de lo que sucede, es muy difícil. 

Ya que estamos condicionados, somos indiferentes a la realidad, a lo que es la vida. Cuando decimos: te amo, ¿eso es un hecho? Cuando decimos ‘yo no soy nacionalista’, ¿eso es un hecho o es una superficialidad, algo irreal?  

 

4335. Es mucho más largo y complicado: las generaciones familiares, de sangre, parecen infinitas. Porque, no se trata sólo de los abuelos, padres, se trata de miles de años de la misma herencia: miedo, división, conflicto, agresión, violencia.

Por lo que, todo se convierte en un misterio, inescrutable.

 

4336. Pero, hemos de pasar por esa noche, que nos parece oscura, para que llegue la luz que no se agota, que está siempre ahí, eternamente.

Y para ello, hemos de hacer algo. Cada uno, si es afortunado lo ha de descubrir, para que sea un hecho en su vida.  

 

4337. La oruga, como todos los animales, no es consciente de que existe, de su proceso, su metamorfosis. Ellos son como los robots, que están programados, para hacer realidad el contenido de su programación.

El cambio, es un misterio de la vida. ¿Por qué es tan difícil el cambio? ¿Existe realmente ese cambio que todos queremos hacer? ¿O es una ilusión, un entrenamiento, para divertirnos, un pasatiempo?  

 

4338. El describir y ver el resultado de todo lo mitológico, lo religioso, lo que ha pasado hace un millón de años o ayer, es una pérdida de tiempo.

Pues todo lo que digamos, tanto se puede negar, como afirmar, infinitamente. Por lo que, todo se convierte, en una pérdida de tiempo.  

 

4339. La palabra transformación, sólo tiene sentido en el ámbito físico, material. Pero, en el ámbito humanístico, psicológico, espiritual, la transformación, que implica tiempo, es un obstáculo. Pues, el cambio ha de ser sin tiempo, ha de ser ahora. Cuando sea, será en el ahora, sin tiempo. 

 

4340. El cambio no se busca, llega. Porque, si buscamos algo, es porque ya tenemos una imagen, una idea de lo que queremos. Y eso, es el resultado del 'yo', que está operando.  

 

4341. Por eso, cuando descartamos lo falso, lo que quede será lo verdadero.  

 

4342. Cuando uno se tiene que morir joven -no viejo- de una enfermedad, y lo hace rápidamente, el resultado siempre es el mismo: deterioro, decrepitud, degeneración física, y tal vez también psicológica.

La vida es así. Eso es lo mismo, que a todos les pasa, porque nos tenemos que morir, aunque el deterioro es más lento, pausado, De manera que, no impresiona tanto el deterioro.

Además, los que mueren muy viejos, los que los conocen ya se han acostumbrado a convivir con ese deterioro, degeneración.

 

4343. La represión, con brutalidad, crueldad, violencia, de lo que sea, es cosa de fachas, fascistas, de derechas. Aunque, también los hay de izquierda y de centro.

 

4344. Los que mandan, sólo trabajan para inventar leyes, para que su idea o teoría sea invencible. Y por eso, mienten, falsean la realidad, son corruptos.

Aunque, como somos estúpidos -ya que la seguridad no existe-, todo puede fracasar.  

 

4345. Vivir es la mayor revolución.

Vivir no es lo que nosotros creemos, queremos: inventar una manera de vivir, que esté enmarcada por lo que queremos. Y lo que queremos, es seguridad. La primera seguridad que queremos, es estar a salvo de todo. Y por eso, nos agarramos al viejo patrón, que es el condicionamiento. Ya sea el de la religión, el de un festival local o nacional, una costumbre folclórica. Ya sea que viva en una sociedad moderna, llena de edificios muy altos, con millones de coches moviéndose sin parar, o en una sociedad rural donde todo es más pausado.

¿Por qué queremos hacer planes, estar encerrados en la tradición, en lo conocido, en lo de ayer, en lo de hace un minuto? Pues, todos estos planes nos hacen guerreros al querer conseguirlo. Y esa manera de vivir nos oprime, nos hace neuróticos, ya que el pasado y el futuro son los que nos dominan, oprimen, nos tienen atrapados.

Aunque, siempre hay una posibilidad de que esa visión tan horrible de la realidad, de la dictadura, de la tiranía del tiempo psicológico, del pensamiento, del 'yo', sea tan insoportable que nos haga hacer una revolución radical. Donde todo lo viejo, lo repetido, caiga por su propio peso.

Es como si siempre vamos por una carretera, que es muy mala. Pero, un día descubrimos otra que no es mala, sino que es hermosa, bella, con esplendidos parajes. Entonces uno, no hace la revolución, si no que la vive a cada instante en cada cosa que hace.