Cuando el observador es lo observado, todo va bien. 19-07-2018

strict warning: Only variables should be passed by reference in /var/www/vhosts/tsegarra.com/httpdocs/modules/captcha/captcha.inc on line 61.

4326. El problema de la huida de la realidad, es que entramos en conflicto: lo que uno quiere y la realidad. De manera que, el conflicto, cambia los motivos, el actor, pero el resultado es la neurosis, la ansiedad, el estrés. 

Pero, si no huimos de la realidad, sino que estamos atentos a todo lo que sucede, siendo conscientes de todo lo que está pasando. Entonces ese estado neurótico de ansiedad, estrés, conflicto, cesa y desaparece.  

 

4327. Entendiendo el sufrimiento.

El sufrimiento es lo que más nos iguala. Nadie se escapa, no hay posibilidad de escaparse del sufrimiento. Eso nos da una cierta quietud, satisfacción, al darnos cuenta que no estamos solos en sentir el dolor.

Por eso, cuando nos enteramos de una desgracia, estamos diciéndonos que todavía hay otros que sufren igual o más que nosotros. En las consultas de espera, en los ambulatorios médicos, hay una cierta resignación compartida, pues el sufrimiento nos hace colegas, corporativistas. Y en esos momentos somos amables, cooperadores, incapaces de hacernos daño.

Pero, el dolor permanece ahí, suave, palpitante, quieto. Aunque no hayamos comprendido el sufrimiento, pues nos parece una tarea extenuante, donde hay que estar sólo con él.

No solamente, hemos de descubrir la causa, lo que origina un dolor. Si no que, hemos de comprender el sufrimiento en su totalidad. Y eso sólo puede suceder, cuando nos hacemos amigos del dolor, cuando no le tenemos miedo; y, por tanto, ya no huimos de él.  

 

4328. Hemos hecho del sexo un problema.

Como todo lo de la vida, hemos hecho del sexo también un problema. Hay unos que lo reprimen por motivos religiosos, o por miedo, pudor, rechazo. Y hay otros que, se entregan al sexo, de manera que su vida gira entorno sólo del sexo.

Aunque el sexo es una actividad más de la vida, le hemos dado tanta importancia que lo hemos convertido en un problema. Pues, la sociedad cuando más deprisa funciona, genera más desorden, frustración, tristeza, dolor; y también, sus remedios, alivios, recompensa. Y uno de esos alivios, remedios, es la actividad sexual.

¿No ven la importancia que le dan al cuerpo, para que se mantenga joven, al menos lo intentamos, para que sea atractivo, sugerente, tenga un cierto erotismo? Y eso es el reclamo, para actividad sexual.

Además, no solamente está la actitud personal, está la moda del sexo, en las pasarelas de moda y sus diseñadores, en el vestir, en el peinarse, en los gimnasios, en la depilación. Está en las playas, en las piscinas. Está en el cine, en la literatura, en la música.

Pero, aún no hemos comprendido, que cuando más superficiales somos, más valor lo damos a la sexualidad; más tiempo le dedicamos, invertimos el tiempo para su satisfacción.

Dicho esto, la represión o la indiferencia, lo mismo que la hiperactividad, no va arreglar el desorden sexual. El orden sexual, llega como consecuencia del orden que cada cual tiene en su vida cotidiana.

Es decir, no puede haber orden sexual, si nuestra vida es un conflicto, una confusión, es una corrupción e insensibilidad.

 

4329. Olivia. También se puede decir o interpretar, como que uno está extremadamente alerta. Como si estuviéramos en guardia, atentos a todo lo que hacemos.

Para que el desorden y la confusión, no nos derroten y nos lleven a más caos y anarquía.    

 

4330. Estimados.

Gracias, por la información, interés, cooperación, y vuestra amabilidad.

Hay algo que está claro, que marcáis la diferencia a favor vuestra, por la calidad y honradez, claridad, la integridad de la línea de acción.

Con afecto.

 

4331. He sabido de ti, al leer tu escrito, 'Elogio del arte rebelde'. Además de los pintores que has mencionado, te has olvidado de Dalí, que en la vejez se enamoró del rey -hay que decir, que Dalí era homosexual, que le dijo a García Lorca, que lo que más le gustaba del sexo era la penetración anal-.

Gracias. 

 

4332. Los padres, han de saber que ellos ya están educando, condicionando con su manera de vivir, a los nietos.

Pues, nosotros con cada cosa que hacemos: como hablamos, tratamos a los demás, la relación que tenemos con el dinero, nuestras propiedades, la relación que tenemos con los vecinos, con nuestros hijos, parientes, lo que comemos, si bebemos alcohol, fumamos, etc.

Todo eso va a llegar a nuestros hijos y a nuestros nietos.  

 

4333. Y hay mucho más. Ya que, no nos educan para que veamos la verdad de lo que es la vida: por qué se violan a las mujeres, por qué las modas son invencibles, por qué existe la pirámide del poder; por qué los ricos no quieren ceder, renunciar a su abundante dinero.

¿Por qué esas mentiras y falsedades, las usamos como si fuera el aire para respirar, el agua para beber? ¿Por qué, los educadores, los psiquiatras, los psicólogos, los intelectuales, los gurús, los maestros, no hablan claramente de lo que realmente nos sucede a todas las personas?