Cuando el observador es lo observado, todo va bien. 18-06-2018

strict warning: Only variables should be passed by reference in /var/www/vhosts/tsegarra.com/httpdocs/modules/captcha/captcha.inc on line 61.

3980. No te preocupes, Lola, porque ellos tienen miedo, tienen envidia, tienen celos. Pero, votan a esos corruptos, inmorales, que hacen las cosas para que todo esto prosiga. 

Dicen que quieren cambiar esas maneras, pero sin cambiar ellos primero: la manera de vivir con privilegios, prebendas, vivir de una sociedad que explota a los pobres ya sean de aquí, de África o de cualquier parte del mundo. Como siempre los que mandan lo han hecho. 

 

3981. Ese conflicto entre lo que yo digo y lo que dice otro, es infinito. Porque, la mente tiene la capacidad, de tanto negar como afirmar infinitamente, todo lo que se diga.

Por lo que, todo se torna en un entretenimiento, una distracción, desorden.   

 

3982. Ahí es donde se ven quienes trabajan para la dignidad de los seres humanos. O son unos marrulleros, sin ninguna vergüenza, que hacen lo que les da la gana. Y, por supuesto, su grupo de cortesanos, lo justifican, lo halagan, lo disculpan.

Eso quiere decir que el caudillismo todavía está dentro de ellos. Y cuando unos creen e inventan caudillos, todos lo que no creen en él, son vistos como chusma peligrosa. 

 

3983. Ya lo hemos dicho muchas veces, todos somo básicamente iguales en lo psicológico. Es decir, todos tenemos vanidad, queremos ser más de lo que somos. Tenemos miedo a estar solos, de perder lo que creemos que es nuestro: la pareja, los hijos, el empleo, la salud, las amistades, el prestigio social.

La diferencia está, en que a uno le lleguen con tanta intensidad los retos, que nos hacen activar los celos, la envidia, el complejo de inferioridad o de superioridad.

 

3984. Todo lo que hagamos, siempre tiene su parte adecuada y su parte no adecuada. Y en ese juego del mal y el bien está implícito el infinito. Por tanto, lo que queda es la acción de cada cual.

Así que, cada cual que haga lo que tenga que hacer, asumiendo que lo que hace va a estar dentro del ámbito del mal y del bien. Es decir, que unos lo van a aplaudir y otros van a odiar por eso que hemos hecho. 

Por eso, hagamos lo que hagamos va a generar conflicto externo. Aunque lo importante es, que no nos genere conflicto interno.

 

3985. Parece inverosímil, pero será así. Puede que todo se complique más por la rapidez que imponen las máquinas, que sólo hemos creado nosotros. Pero en lo demás, proseguirá el enfrentamiento entre los egos, el 'yo'. Y todo lo que generan: división, conflicto, violencia, guerra. 

 

3986. Alguna vez tendrá que morir, como murieron el Imperio Romano, el Otomano, el inglés, el español, el francés. La vida tiene unos movimientos que nosotros no podemos cambiar ni comprender al principio, cuando llegan.

Por lo que hay que vivir la realidad que nos toca. Sabiendo que, si no nos enrollamos, con una buena relación con eso que sucede, todo va a ser peor. Cada civilización que ha sido: los íberos, los fenicios, los cartagineses, los árabes musulmanes en la península Ibérica, todos nacieron, crecieron y perecieron. Tal cual como la vida misma. 

 

3987. Eso lo decidirás el día que lo tengas que hacer. Si es que, no tienes ahora claro, lo que tienes que hacer. Porque, hablar del futuro, de lo que haremos o no, eso tiene poco valor ni significado verdadero. 

 

3988. No, no, las personas votan siempre por la necesidad que tienen de que se haga realidad, el conseguir lo que quieren, necesitan. Inducidos por los políticos, que se presentan como los que van a resolver los problemas.

Pero, como las personas no se conocen en realidad como son, tampoco conocen a los políticos. Y por eso, son engañados, frustrados en sus necesidades. Comprender que todos somos iguales en lo psicológico, es preciso para comprendernos, comprender a los demás, comprender lo que ha sucedido, lo que está sucediendo, y posiblemente lo que sucederá. 

 

3989. La poesía, en realidad son milongas. Pretender describir, cambiando la realidad que no se puede. Decir que, ‘La luna se está peinando en el espejo del río’. Es absurdo.

Y lo mismo pasa con la pintura, la escultura, la escritura. Que pretenden reproducir la realidad, cuando la realidad siempre está cambiando sin cesar a cada instante. ¿Se pueden reproducir los colores de un atardecer del cielo enrojecido, mediante la escritura, la pintura, con todo el ambiente preciso de ese momento -ruidos, olores, los que lo molestan que están junto a él, su estado anímico, su belleza- que siente el que lo ve en directo?  

 

3990. ¿No nos damos cuenta que en lo psicológico, el tiempo como llegar a ser, el comprender la realidad de lo que somos, de lo que es la vida, es un impedimento? Pues, ese momento en que aparece la inteligencia, cuando sea, siempre será en el presente, en el ahora.

Nosotros decimos, cuando pretendemos cambiar: ahora, en estos momentos, no puedo cambiar, dame unos días, unas semanas, unos meses, o años, para así poder cambiar. Y eso es absurdo. Es como si le dijéramos a alguien, que está necesitado de lo que sea: ahora no te puedo amar, no te puedo tener compasión, dame un tiempo para poder amarte, para poder ser compasivo contigo. Y entonces, inventamos métodos, prácticas, planes, una secta, una religión, con sus líderes, maestros, actividades sociales caritativas, etc., que son deseos a conseguir, para hacernos buenos. Cuando todo eso, es un impedimento para que llegue el amor, que es inteligencia, sabiduría. Que es sin tiempo, en el presente, el ahora.