Cuando el observador es lo observado, todo va bien. 17-02-2018

strict warning: Only variables should be passed by reference in /var/www/vhosts/tsegarra.com/httpdocs/modules/captcha/captcha.inc on line 61.

1521. ‘Todos deberíamos tomar el ejemplo de este chico. Los niños nacen limpios y libres de religión. Entonces ellos imponen la religión ...’

¿Quiere eso decir, que si el niño estuviera hambriento no se comería el pollo? ¿Se dejaría morir para no matar al pollo?

 

1522. Del amor se podría decir que es: cuando descarto lo negativo -la división-, el amor está ahí. O cuando, me doy cuenta de que estoy inatento, es cuando vuelvo a estar atento -ausencia de división ante lo que vemos o hacemos-.  

 

1523. No se puede. Porque, la misma pregunta de, ¿Puede una mente despojarse de los ideales? Eso también es un ideal.

Por lo que, la realidad es lo que es: división, conflicto, miedo, violencia, guerra. Y todo intento de salir de ese paradigma, nos deja en el mismo paradigma. Por lo que, si no nos detenemos, estamos jugando con el absurdo. Rodando en el círculo cerrado, sin poder salir. 

 

1524. Pero, eso es la respuesta de su condicionamiento, sentimentalismo, emoción, infantilismo. Pues, el mandato divino es matar para comer, sobrevivir. Matar lo que sea: un animal, una preciosa manzana, etc.

 

1525. La quimioterapia, es precisa para intentar curar a la manera convencional. Pues, como hay que vencer al mal, han de hacerlo debilitándolo. Y como consecuencia, debilitar todo el organismo. Eso es lo mismo que hacen los antiéticos, ante un resfriado, cualquier infección.  

 

1526. Tanto el nacionalismo centralista español, y los que quieren la libertad, son lo mismo.

Y como no puede ser de otra manera, hacen lo mismo. La diferencia está, en que unos reprimen, son violentos, crueles, encierran a presos de conciencia o políticos. Mientras los otros, sólo quieren la libertad -que es amor-, sin usar ninguna violencia. 

 

1527. En principio, la sensibilidad es sobrevivir. Los bebés -ya sean personas o animales- cuando nacen buscan el pezón del pecho de su madre. para alimentarse. Luego, vienen las ideas, las teorías, lo que debería ser. 

 

1528. La realidad siempre nos puede sorprender. Hay que ver lo escondido que tenían, y tienen, este holocausto contra los cubanos. En los estudios, en los libros, en las escuelas, es tan grave lo que los españoles, les provocaron a los cubanos que querían la libertad, la independencia, que seguramente por vergüenza, y miedo a lo que pudiera llegar, ni lo enseñaron ni hablaron de ello. Aunque se trate de la guerra de Cuba, la última colonia que quería independizarse del Reino de España.

Ni en las clases de Historia, ni en los diarios, ni las televisiones. Como si nunca hubiera sucedido. Ha tenido que ser un periódico digital –‘Cultura Colectiva’/ Historia, México- el que ha tenido que informarlo.

Lo más grave, es que ahora sigue prosiguiendo el mismo paradigma de la represión, de la brutalidad, de la crueldad, contra aquellos que necesitan la libertad, la independencia.  

 

1529. Hay algo que es tan peligroso como un sunami: cuando el odio, por la sospecha, desconfianza, por el miedo a un grupo de personas, se pone en marcha como una ola. Más aun si hay conflictos, güeras, entre países.

Pues, el miedo de ser vencido, y el deseo de vencer, ganar al que se considera contrario, oponente, engendra una paranoia colectiva. Atizada por las autoridades. Es entonces, cuando el racismo adquiere su máxima expresión. Y el genocidio, puede aparecer, con su eliminación de las personas.

Para esto no hay vacuna, pues cuando aparece, la enfermedad ya se extendido. Pues, todos de una manera o de otra, nos vemos obligados a participar. Pues, callar, hacer como si esa crueldad no existiera. Ya es una acción favorable a la maldad, al racismo, a la brutalidad, crueldad.