Cuando el observador es lo observado, todo va bien. 09-12-2018

strict warning: Only variables should be passed by reference in /var/www/vhosts/tsegarra.com/httpdocs/modules/captcha/captcha.inc on line 61.

6950. Por supuesto, Francis, lo que uno ve como algo verdadero, eso es suyo y nadie se lo puede arrebatar. Los demás, también dicen que lo suyo es lo verdadero.

Pero, ¿lo verdadero no es lo que integra, lo que une, cuando la división no existe? Por eso, lo que sí que es verdadero, es decir para que lo verdadero se manifieste, ¿no es preciso una buena relación con las personas con las que convivimos, con las personas que viven en cualquier parte del mundo?  

 

6951. Si decimos la inexistencia, entonces todo acaba. Porque la inexistencia, ¿no es la muerte, lo que viene justo después de morir?  

 

6952. El conocimiento se transmite mediante la observación de la realidad. Mediante el error y el acierto. De lo que les sucede a los otros, porque los otros son también básicamente como nosotros. Pues todos estamos condicionados para sobrevivir. Y, por tanto, hacer lo necesario para poder vivir.

Y ese deseo de vivir, como todos también lo tenemos, es cuando llega la división, el conflicto, los problemas, los enfrentamientos. Llega la insensibilidad, indiferencia, actuando meramente como los animales. Para así, obtener un empleo, obtener toda clase de ventajas, mentir, falsear la realidad, ser brutales, crueles, egoístas. Entonces, la opción es de cada cual.

O tal vez, no. Por lo que, uno lo tiene que abordar, indagar, inquirir, aclarar, comprender. ¿Existe el libre albedrío? Tanto se puede decir que sí, como que no. 

 

6953. ¿Cómo puede ser que estemos tan envenenados, llenos de odio, siempre queriendo destrozar a los que creemos que son nuestros enemigos?

Me viene al pensamiento, cuando éramos niños, cuando queríamos acusar a alguien, que no caía bien, de lo que le había salido mal, toda la parte mala la engrandecíamos, para así querer hacerle daño, marginarlo, hacerle bullying. Éramos crueles, sádicos, maliciosos, perversos.

Pues, ahora esos niños que se han convertido en hombres, que son periodistas, políticos, profesores, abogados, jueces, o de cualquier otra profesión, siguen haciendo lo mismo. ¿Saben eso qué significa? Pues, que hemos creado este mundo, esta sociedad, que está llena de egoístas, que mienten y falsean la realidad, sin ningún rubor ni problema. Ya que se han hecho adictos a esa manera de vivir, que incluye esas mentiras y falsedades. 

 

6954. Ellos ya los llevan. No se trata de chalecos amarillos. Se trata de vivir, hacer las cosas para no generar, provocar la división, el conflicto, la violencia. Y eso se aplica para todos, todos los bandos enfrentados. Pues, nunca hay solamente un responsable de lo que sucede.

Pues, todo es polivalente. Es como cuando alguien tiene una enfermedad, no hay solamente una causa, hay muchas. Ahora bien, hay algunos que son superficiales, y sólo ven una única causa, exclusiva. Pero ese error, causa mucho dolor, desdicha, miserias, horror. Porque eso genera, actitudes dictatoriales, actitudes de tiranos. 

 

6955. Por supuesto, Miguel, el mundo está lleno de personas que ven la realidad de una manera diferente de los otros. Ese no es el problema. Pues, el problema es armonizar la convivencia, para que no haya problemas. De manera que, la solución es tener una buena relación con nuestros vecinos, amigos, compañeros de trabajo, con las personas con quienes convivimos, incluyendo a los que viven en cualquier lugar de la tierra.

Pues, si no es así, la vida se convierte en una amargura, en una anarquía, en una lucha bestial, como si fuéramos animales, en la que queremos dominar, imponernos a los otros. Como si fuéramos insensibles, indiferentes al dolor, al sufrimiento. 

Pero, el caso es que somos tan estúpidos, que no nos damos cuenta, que esa manera de vivir nos destroza a todos, incluidos a nosotros. Por supuesto, ya que nadie se escapa. Ya que toda acción, conlleva su reacción.  

 

6956. Y los policías franceses, ¿qué dices de ellos y su dueño y señor Macron? No seamos infantiles. Miremos todo el odio que nos han incubado, nos han lavado el cerebro, programado, para que actuemos de manera que nunca cambie nada. Pues los que mandan, son ladrones, corruptos, inmorales. Y necesitan mucho dinero, para poder vivir de la manera que lo hacen. Y por eso, no hay para los demás, los menos afortunados. 

 

6957. No lo has entendido, Jimena. No se trata de unos o de otros. Se trata de todos. Porque, no te olvides, todos somos iguales básicamente en lo psicológico. Pues, yo soy como tú. Ya que tenemos las mismas pulsiones, necesidades: hemos de comer, hemos de ganar dinero, tener una casa, etc.

Por tanto, si somos iguales, ¿por qué nos dividimos, nos enfrentamos? ¿no es por qué somos egoístas, crueles, sin importarnos el sufrimiento de los demás?

Así que, los blancos, los negros, los amarillos, los cobrizos, los mulatos, los de centro, de derecha, de izquierda, los ateos y los creyentes, los pobres y los ricos, etc., todos pasamos por lo mismo.