Cuando el observador es lo observado, todo va bien. 09-04-2018

strict warning: Only variables should be passed by reference in /var/www/vhosts/tsegarra.com/httpdocs/modules/captcha/captcha.inc on line 61.

3030. Para la vida no hay fronteras. Es como la ley, que también se puede sortear, pasar de ella. De ahí que, hecha la ley, hecha la trampa. 

El mismo hecho de hacer un alto muro divisivo, como hacer leyes, esto lleva consigo, porque lo genera, las maneras de sortearlo. 

 

3031. Eso no es lo importante. Lo que importa es que, si tú no quieres no te lo has de comer. Y yo te tengo que dar total y absoluta libertad para que hagas lo que quieras hacer.

¿Por qué no hacen eso los dictadores, tiranos, políticos? Porque, en su base, en su paradigma está esa dictadura, esa tiranía. Pues por eso, es que tienen ejércitos, policías, espías, guardaespaldas.

Y por eso, ser dictadores, tiranos, es algo natural, que todos aceptamos como si fuéramos animales de rebaño. Por eso, repito, cada persona tiene su político que le vota. Que sin saberlo son lo mismo, la misma cosa.

Y por eso, es que los insultan, los desprecian, sin darse cuenta que se están insultando, despreciando. Pues, nosotros y los políticos, somos lo mismo, la misa cosa. 

 

3032. En tantas picias que tenéis pendientes: una presidenta, corrupta, mentirosa, falsa, descarada, que miente sin ninguna vergüenza. Y vosotros, también corruptos, le dais apoyo, la sostenéis para que esté en el poder. Todo por el nacionalismo centralista, fundamentalista, integrista, español. 

 

3033. Un nacionalista centralista, fundamentalista, español ¿puede favorecer la igualdad de las personas, sean quiénes sean? No lo puede. Porque su nacionalismo integrista español, cruel, despido, lo enloquece de manera q actúa como un dictador, tirano. Que encierra a presos políticos.

 

3034. No seamos necios. El principal problema es el nacionalismo centralismo integrista español, corrupto que está destruyendo el país. Enfrentando a las personas, generando desorden, anarquía. Y por decir mentiras, falsear la realidad. Como si todos fueran bobos. Los bobos sois vos.  

 

3035. Pero, si tú odias a Cataluña, a todo lo catalán. Y despierta y dormida, estás pensando como la destruirás. Porque, estáis enloquecidos con el nacionalismo fascista corrupto español. Que os ayuda en la guerra contra Cataluña. Así que, no nos cuentes mentiras. Que sólo te creen los tontos.  

 

3036. Tú y tu camarilla de estúpidos nacionalistas centralistas españoles, sí que estáis fracasados. Con vuestras ideas fascistas, carcas. Tanto que parecéis los racistas del Ku Klus Klan, neo nazis.  ¿No os da vergüenza? El día que os descubran los vulnerables que os han votado, verás que pasa.

 

3037. Si quieres deberías de culturalizarte. Porque no te enteras. Eres inculta. Sólo sabes ser descarada, insensible e indiferente. Y eso te hace como una fiera, cerril. Y todo eso es por el complejo de inferioridad que tienes que te llena de amargura de odio. Cuando hablas sufro por ti.

 

3038. No digas mentiras. Porque la culpa del desorden, la anarquía es de tu nacionalismo centralista español. ¿Tú ves posible destruir el nacionalismo español? Pues igualmente es imposible destruir el ansia de libertad. Porque la libertad es amor. No te olvides. O estarás acabada. 

 

3039. Lo que habéis dado es sostén, respaldo al partido más corrupto ladrón de Europa ¿No tenéis vergüenza? Eso por vuestra droga a la que sois adictos: el nacionalismo fascista español carca heredero del dictador cruel sanguinario Franco ¿No lo sabíais? Y si lo sabíais s peor Os hace cómplices.

 

3040. Qué ignorante eres. Te crees las mentiras que dices. Tú no sabes que el dinero y el amor no se pueden ocultar. Tú eres nacionalista centralista fascista español. Por eso, no puedes hacerle daño a tu amor, tu locura: el nacionalismo español. Así que no te quemes más, eres joven. 

 

3041. Cuando uno miró al cielo, allí estaba una estrella extraordinariamente brillante, extraordinariamente bella. Era tal el refulgir de su luz, brillo, que parecía que eran tres. Todas ellas, brillando en la oscuridad del cielo negro, oscuro.  Uno pensaba que podía estar allí, a millones y millones de kilómetros. Ya que, se la notaba tan asequible, acogedora, a pesar de la distancia.

Las plantas, que habían sido vapuleadas, durante muchos días en el invierno, aún hoy, a esa hora, el viento no muy fuerte las movía sin ninguna resistencia.

Ellas en su sometimiento, eran libres, bellas, completas, totales. La primavera ya estaba ahí, unos cuantos días. Pero, las plantas no gozaban de la estabilidad que, se supone que debía de haber: abundante sol, quietud, y poco frío. Pero, ellas a pesar de todo, seguían siendo libres, hermosos, estuvieran como estuvieran: pletóricas, un tanto malogradas, brotando, creciendo, o decayendo. Lo que sí que transmitían, era una paz inmensa, una quietud, un silencio absoluto.