Cuando el observador es lo observado, todo va bien. 07-09-2018

strict warning: Only variables should be passed by reference in /var/www/vhosts/tsegarra.com/httpdocs/modules/captcha/captcha.inc on line 61.

5066. El Gobierno reitera que sólo habrá 'diálogo dentro de la ley'. Pero, si la ley de una parte, no es la verdadera. Pues, la verdadera dice: que todo diálogo para ser verdadero, fructífero, ha de empezar por la total igualdad, libertad, por ambas partes, sin prohibiciones ni imposiciones.

Es decir, si una parte impone, prohíbe, algo que a ella le interesa, ese diálogo ya está dominado por una dictadura -la de la parte más fuerte-.

Lo que quiere decir, que el resultado de ese diálogo, ya está determinado para que se imponga la ley del más poderoso -que es el que tiene más policía, más militares-.    

 

5067. ¿Por qué los contrarios a los lazos, no hacen lo mismo: que pongan sus lazos de su color peculiar? Y así habrá igualdad, y no destrucción, imposición, ni dictadura.

A veces, uno está encima de la montaña, y pregunta dónde está la montaña. Pues, a veces uno vive en una dictadura. Y no se da cuenta que, está viviendo en una dictadura, siempre contraria a la libertad.

Y cuando más dictadura más problemas, como lo vemos a cada día, con las prisiones llenas de políticos -que no son delincuentes ni ladrones, si no que, son presos políticos, preventivos, in aetérnum-. 

Pues, en democracia a los parlamentarios, propongan lo que propongan, digan lo que digan, tienen inmunidad. Sólo se les puede rebatir.

De manera que, en última instancia, la votación dirá qué es lo que se aprueba o rechaza.   

 

5068. El problema es de respeto a los derechos a la libertad que todo el mundo tiene. Es como cuando una mujer, se quiere divorciar de su esposo, pareja. Y él no quiere de ninguna de las maneras.

¿Por qué no quiere? Pues en esa negación se delata el mismo. Porque tiene, demuestra un interés material, de seguridad económica, sexual, social, o de otra índole.

Eso mismo sucedió en las colonias, los conquistadores no querían darles la independencia, porque perdían el chollo, el maná de las riquezas que tenían y las traían a la metrópoli.

Y por eso, toda independencia, para conseguirla se tuvo que hacer con violencia, una revuelta, una revolución. Todo por culpa del dinero, del aprovecharse de los más débiles, de los menos afortunados.  

 

5069. Entrar en trance es muy común para los músicos, los escritores, los pintores, los deportistas, los frailes, por medio de cantos o de silencios; y por muchas otras personas más, independientemente de su actividad; y por supuesto en la actividad sexual.

Por eso, el trance en sí tiene poco valor. Lo que es importante, es lo que hacemos después de ese trance, en nuestras vidas cotidianas. 

 

5070. Esa guerra fue como todas: cruel, violenta, horrorosa. Más aún para los perdedores, que perdieron parte de su territorio. 

 

5071. ¿Quién es él? Pues, no sabemos ese él quién es, como es. Lo que sí parece evidente, es que según lo vemos en la vida de todos los días, a todas horas. Es que él engloba el mal y el bien: la lluvia beneficiosa y las inundaciones, y sus muertes; la calma gozosa y los huracanes destructivos, generadores de horror; de la paz y de las matanzas en masa de las guerras. 

 

5072. ¿Quién es él? Pues, no sabemos ese él quién es, como es. Lo que sí parece evidente, es que según lo vemos en la vida de todos los días, a todas horas. Es que él engloba el mal y el bien: la lluvia beneficiosa y las inundaciones, y sus muertes; la calma gozosa y los huracanes destructivos, generadores de horror; de la paz y de las matanzas en masa de las guerras.  

 

5073. Con lo que es, sólo hay una unión total. No hace falta que haya intimidad o no. Esos términos del más o menos, son mundanos.

 

5074. Lo que se dice, las palabras no son los hechos. Pues los hechos nacen y mueren a cada instante.

El problema está, cuando alguien interesado hace de los hechos un negocio, que él cree provechoso.

Pero el precio es que, todo lo confunde, enmaraña, con sus marrullerías. Queriendo imponer algo que no es real, que ya no existe.