Cuando el observador es lo observado, todo va bien. 06-08-2018

strict warning: Only variables should be passed by reference in /var/www/vhosts/tsegarra.com/httpdocs/modules/captcha/captcha.inc on line 61.

5051. Religión verdadera.

La religión convencionalmente, es el intento de poner orden en las personas, en el mundo. Pero, ese mismo intento de poner orden, es el que provoca el desorden.

Poner orden externamente es bastante fácil, pero poner orden internamente, eso muy difícil. Porque ese deseo de orden, que se manifiesta en una práctica, un método, al dividirnos de lo que está pasando, para ajustarnos a esa idea que tenemos para conseguir el orden, es el que nos divide, nos deja fragmentados.

La fragmentación es conflicto, dualidad, deseo, devenir, desorden. De manera que, cuando vemos todo eso y vamos más allá de todo eso, es cuando llega la unidad, la religión. 

 

5052. No seamos inocentes, bobos. Los israelíes no sólo ganaron, ‘La guerra de los seis días (1967): Israel vs. Egipto’, 'Con la ayuda de su formidable Mossad'.

Lo hicieron porque EEUU, Europa, tienen a Israel, como el gendarme de la región. O sea, es un tapón para todo lo que venga de oriente.  

 

5053. Por muy reputado que sea alguien que nos dé un consejo, de palabra o de acción, si lo aceptamos, sin más. Eso tiene muy poco valor.

La naturaleza, tiene su belleza y su maldad -los huracanes, los terremotos, las inundaciones, el ver como destrozan un cervatillo los grandes felinos-.

La belleza, no está fuera. La belleza está dentro de uno. De manera que, la belleza se ha de ver en todo lo que existe. En todo lo que forma parte de nuestra vida y la de todos los demás.  

 

5054. No hace falta conocer a los demás. Sólo conociéndome tal cual soy, es como conozco al resto de la humanidad.

 

5055. Dolor consciente y tristeza inconsciente.

La tristeza, es el deseo no realizado, frustrado. Cuando uno quiere una pareja y otro es el elegido, ahí está la tristeza, pesadumbre. Cuando uno solicita un empleo, y es otro el elegido, hay tristeza, angustia, depresión.

De manera que, la tristeza lo abarca todo, es la misma vida. Y para comprender la tristeza, su amargura, hay que comprender el deseo, el miedo.

Por eso, somos nacionalistas, somos católicos, hindúes, judíos, musulmanes, cristianos. Ya que, al estar tan desvalidos, darnos cuenta de lo poco que somos, nos agarramos a lo que sea. Así que, nos agarremos al trabajo, a cualquier actividad, que nos bloquee la realidad de lo que somos. 

La tristeza, no se puede erradicar, pues para ser como somos, es preciso tener deseos -comer, dormir, pasear, trabajar, tener hijos, cada cosa que hacemos-.

Sólo la comprensión del deseo, del miedo, de lo que somos, es lo que nos hará ir más allá de todo eso.  

 

5056. Hay un momento, en que el saber -saber más y más-, no tiene sentido. Pues, el saber si proseguimos con su búsqueda, llega el infinito. Donde nada tiene fin. 

 

5057. La tierra tiene un destino, como todo lo que existe. Así que, hay que estar muy seguro -cosa imposible- para interponernos con el destino de la tierra. En el que está implicada toda la humanidad.  

 

5058. La muerte, no es nada. Por eso, no se la puede matar.   

 

5059. 'Averiguar por qué quieres estar consciente todo el tiempo'.

Para intentar que no nos marquen goles.

Todo el tiempo, es para todos. Para los que tienen razón, dicen que saben, tienen soluciones para todo.

Lo que quiere decir, que vivimos en el absurdo. Porque, nunca seremos verdaderamente buenos, ordenados, completamente inofensivos.

Si no que, nuestro destino es matar para sobrevivir.

 

5060. El infinito no se puede mesurar. Si no, no sería infinito. 

 

5061. El saber, la filosofía, la cultura, el poder, no tiene nada que ver con el humanismo, la compasión, el amor.

 

5062. Somos los mismos de siempre: brutales, crueles, manipuladores, violentos. Da igual que sean griegos, romanos, persas, los hunos, los visigodos. 

 

5063. El problema de la política, es decir el problema de la vida es: ‘Yo si que puedo hacer lo que quiera y necesite, para vivir. Pero, tú no puedes, me opondré de todas las maneras para que no lo consigas’.  

 

5064. El dinero lo tienen los de siempre: los ricos. Y ellos, mientras no se liberen de esa obsesión por el dinero, seguirán siendo ricos.

Porque los ricos, también están obsesionados por el placer que les proporciona el dinero abundante. 

 

5065. La observación directa del pensamiento sin la interferencia de otro pensamiento, conduce a la nada, al vacío de la mente.