Cuando el observador es lo observado, todo va bien. 05-12-2018

strict warning: Only variables should be passed by reference in /var/www/vhosts/tsegarra.com/httpdocs/modules/captcha/captcha.inc on line 61.

6910. Lo que podemos hacer con la realidad, la vida, el dolor, etc., es ir más allá de todos eso. Y entonces, todo adquiere otra dimensión: todo no se ve feo, etc. 

 

6911. Para Muhammad Yunus. Dr. En Economía, padre de los microcréditos. Nobel de la Paz.

He leído tu entrevista, en el diario X, de hoy. Donde dices: 'Los pobres tienen más empatía que los ricos porque no han sido absorbidos por el sistema, y la tienen los jóvenes antes de que los llenen la cabeza con la idea de hacer dinero'. 

La empatía es una capacidad, que todos la podemos tener -jóvenes, viejos, niños, pobres o multimillonarios, etc.-. Porque la empatía es afecto, cariño, compasión, amor, por alguien o algo. Por tanto, el problema no es de empatía o no empatía. El problema, es de que algo nos interese. Es decir, que algo nos conmueva, nos toque algo interno de nosotros, que nos desencadene la compasión, el amor, la empatía.   

 

6912. "La imposibilidad de demostrar la inexistencia de algo es la prueba de su inexistencia".

Tú te lo dices. Y te lo crees. ¿Tú cómo sabes que existe algo, cualquier cosa? Por ejemplo, los extraterrestres. O que una persona, ella sola vuele por los aires. Todo lo que podemos decir, es que de momento eso no es real, ni verdadero. 

 

6913. ¿Alguien, que no renuncie ni rechace, que es cristiano -que tiene compasión, amor-, puede rechazar y decir que es inaceptable, el apoyo a la huelga de hambre de unos presos políticos, que no tienen nada que ver con la violencia?

¿Puede una nacionalista -centralista español-, despreciar, recriminar, a otro nacionalista, acusándolo despectivamente como algo divisivo, rechazable, indeseable? Ante esa manera absurda, anárquica -hacer lo que a uno le da la gana-, de resolver los problemas, ¿puede llegar el orden, el fin del conflicto, la división, el enfrentamiento, la violencia?

Hay personas, que son un obstáculo, antes que el remedio, para que los conflictos, los enfrentamientos, el odio que envenena todo lo que hace, lleguen a su fin.

Y los culpables, somos todos: los que los votan y eligen para que manden, y también los que los provocan. 

 

6914. Recuerda que nacionalistas, son todos los países. Les guste o no a los grandes nacionalismos, que ahora son cuestionados en su prepotencia dictatorial, tirana, de hacer lo que les da la gana. Es decir, tu nacionalismo es bueno, deseable, pero el nacionalismo de los demás también lo es.

¿Somos demócratas, igualitarios? Pues, entonces hay que demostrarlo, respetando a todos los nacionalismos. Es eso tan sencillo y aclaratorio como decir: o todos lo somos, o ninguno. De lo contrario llega el racismo, la xenofobia, la dictadura del poderoso, contra el débil, menos favorecido.  

 

6915. Ese problema que a ti te escuece, que un nacionalismo de un país poderoso, se le sea consentido todo lo que hace -EEUU, Rusia, Chinas, Reino Unido, Alemania, Francia, etc.-. Pero el tuyo débil, menos poderoso, te lo vapuleen, desprecien, te lo quieran destruir, ¿verdad que eso es una dictadura, una tiranía, blanqueada, tolerada, por el establishment, corrupto, inmoral, caótico, anárquico?

Y eso, llevado al ámbito persona, de cada persona, no es lo que no queremos: el fascismo, el racismo, la xenofobia, la miseria humana en todo su esplendor. 

 

6916. Al paso que van, los europeos -no fachas- os verán como la continuación de las políticas del militar dictador Franco. Y con eso, los europeos no tragan. Aún sienten la amargura del fascismo y del nazismo.  

 

6917. Puedes decir lo que te la gana, pero los hechos de que el más grande explota y tiraniza al débil, al menos afortunado, eso es incuestionable. Acabaréis subiéndoos por las paredes. Pues, contra la verdad, la realidad, no se puede ir. 

 

6918. Todas las separaciones, cuando son necesarias, son una bendición, que nos trae el orden. El orden de la libertad, que es amor.

 

6919. Esa es tu opinión. ¿No te parece que es una huida de la realidad? La realidad de los hombres, y sus hechos, siempre se repite. Lo que cambia son los sujetos, los actores, y las circunstancias. Pero en el fondo todo persiste: el pez grande se come al pequeño -al menos lo intenta-. Y el pequeño, se defiende de todas las maneras. Esa es la ley real y verdadera, que los poderosos se cuidan mucho de no ponerla en un papel, divulgarla, informarla para que todos lo sepan.