Cuando el observador es lo observado, todo va bien. 04-12-2018

strict warning: Only variables should be passed by reference in /var/www/vhosts/tsegarra.com/httpdocs/modules/captcha/captcha.inc on line 61.

6897. Si me permites que lo diga, creo que sólo hay un plano. Que es el convencional para todos -que puede ser más agudo o no-. Y los llamados otros planos, son un invento mental.

Lo que antes se decía una locura. Pues la mente puede encontrar infinitas explicaciones, para justificar eso que hace, que cree que lo necesita. Pues, la mente es adictiva a todo lo que nos ayuda a sobrevivir, sea adecuado o no adecuado.   

 

6898. Lo que queríamos decir es eso, que no tenemos explicaciones. Las experiencias, que nos pueden parecer absurdas, sólo pasan en el momento preciso. Pero, en la vida hasta que nos morimos todo es una concatenación de milagros para que no muramos. De lo contrario los que estamos vivos ya hubiéramos muerto.

Cuando sentimos que no podemos pasar por un sitio que es peligroso, sin que nadie nos haya dicho que no lo tenemos que hacer. O con la comida, cuando la rechazamos, o la bebida, etc. 

 

6899. Sí. Las palabras por bellas, bien escritas, suenen bien, etc., no son lo real, lo verdadero. Las palabras sólo sirven para saber cómo me llamo, donde vivo, enseñarnos a leer, un idioma.

Porque las palabras, están fuera del momento que está sucediendo la realidad, en el ahora. Las palabras siempre van después, y se convierten en el pasado.

Por eso, cuando hay una unión total entre dos personas, las palabras tienen otra dimensión. Pues lo que quiere decir cada palabra, su significado, uno las interpreta de una manera diferente no convencional. Es decir, esas palabras están más allá del tiempo.   

 

6900. ¿Las personas, podemos vivir sin hacer ningún daño? Cuando alguien se enamora de una persona, y elige a esa persona como pareja, ¿no estamos haciendo daño a los otros que querían a esas personas también para intentar hacerlas sus parejas? ¿Cuándo uno consigue un empleo mediante una selección, no les hacemos daño a los que no lo consiguen?

De la misma manera, los comunistas y los cristianos -que en su raíz son lo mismo-, ¿es posible serlo al cien por cien? Por ejemplo, ¿cómo una pareja, va a ofrecer a la suya a una persona que no tiene, para que disfrute?  Como lo hace ella. ¿Cómo uno va a repartir su sueldo, con los que no tienen nada? ¿Cómo se va a compartir la casa, con alguien que no tiene nada, que no conoce de nada?

Por eso, una cosa son las ideas, las palabras, las teorías. Y otra la realidad, lo que somos.

 

6901. Espontaneidad. Inocencia. Belleza. Quietud. Armonía. Intriga de lo desconocido, con su excitación. 

 

6902. Perdonar o no perdonar, no nos va a librar de lo que nos toque pasar en la vida. Así que, el perdonar es una decisión, como una dación, una limosna. Los beneficios: se crea una buena fama.  

 

6903. Dios es el perdón y el no perdón. Porque dios engloba al mal y al bien. 

 

6904. Hay que vivir con los hechos de la realidad. Usando palabras, ideas, teorías, no nos podremos liberar de la dualidad, del dolor. 

 

6905. Todos de una manera o de otra, somos controlados, manipulados, condicionados. Lo importante es darse cuenta, comprenderlo, vivirlo para que no nos manejen.

Es como el que ve que en suelo hay algo, en lo que se puede tropezar, y entonces lo evita. 

 

6906. El no saber tiene la ventaja, de que no participa del tiempo psicológico. Porque, todas las miserias están en el pasado, en el presente, en el futuro. 

 

6907. El problema de la vida, es que vivimos como rebaños de ganado, donde vamos todos juntos. O lentos o rápidos. ¿Podemos liberarnos del grupo, del rebaño? No. Porque sería peor, nos enloqueceríamos, aislados, neuróticos.

Entonces, hemos de vivir en este mundo, esta sociedad, sin que ello nos amargue, nos haga rabiosos, queriendo destruirla. Porque eso, también nos destruiría, tanto física como mentalmente, psicológicamente.

 

6908. Hasta las piedras están programadas. Pues toda la tierra, y lo que hay en ella, está programada. El programa, es lo que conocemos, decimos, como el pensamiento, la mente. 

 

6909. El problema del juego, y de la vida, es que uno de los dos que se enfrentan ha de perder. Y nadie quiere perder. Porque el perdedor se entristece, se frustra, se deprime. Y una de las medicinas contra esos efectos de la derrota, es el conflicto, más enfrentamiento, mentiras, falsedades, violencia. 

Por lo que el juego, como disputa, es un fracaso -porque el hombre también lo es-. El hombre quiere ser bueno, santo, pero no puede.