Cuando el observador es lo observado, todo va bien. 03-04-2018

strict warning: Only variables should be passed by reference in /var/www/vhosts/tsegarra.com/httpdocs/modules/captcha/captcha.inc on line 61.

2972. '¿Es adecuada, peligrosa la filosofía?'.

¿Sin inquirir, investigar puede haber filosofía? Y, ¿quiénes son, los que son capaces, se atreven a inquirir, investigar, observar detenidamente, lo qué es la vida, observar y comprender cómo funciona el pensamiento, la mente?  Los que les nace hacer eso.

Es como el pintor, el escultor, el explorador en un desierto, en una selva, en una gran ciudad; el científico que investiga algo, que alivie la manera de vivir. 

 

2973. Suelen ser unidireccionales, cuando quieren algo. Por eso, algunos les dicen que son cabezas cuadradas. Aunque, eso son tonterías. Lo que importa es, ¿cómo conseguimos lo que queremos? ¿Es arrollando a todos, cruelmente, despiadadamente, generando desorden, caos, anarquía?

Por eso, por lo que hagamos, eso es lo que nos dará honestidad o corrupción, inmoralidad.

 

2974. ¿Cómo es posible que partidos, corruptos, ladrones, que hacen lo que les da la gana, que actúan ilegalmente, no se los puede ilegalizar? No lo hacen, porque hay una mafia que los protege; y hagan lo que hagan, hay un entramado político-mediático, que los defienden, contando mentiras para defenderlos.

Es una mafia muy poderosa, donde están directores, propietarios de las cadenas de televisión, de los principales diarios, de instituciones de toda índole. Que, con sus informaciones falsas -fake news- , crean un caldo de cultivo, un ambiente, donde todo el trasfondo de la realidad, está mediatizado para defender a los suyos y acusar a los otros. Que, según ellos, son los culpables de todo, son según ellos ilegales que hay que descabalgar.

 E incluso llevarlos a la cárcel. Por lo que, sin darse cuenta, están sembrando el desorden, la anarquía. Pero, ellos en su astucia y descaro, dicen que son los otros, sus contrarios, los que generan el desorden y la anarquía. 

 

2975. ¿A qué espera la fiscalía para denunciar al ministro de la guerra, por consentir, que el ejército participe en actos supersticiosos, idólatras, paganos, fasos religiosos? Cuando sabe que eso es ilegal, en un estado aconfesional.

Lo mismo que es ilegal, izar la bandera en los cuarteles, hasta media asta, en señal de luto, por una supuesta muerte de un mesías de una religión. Acaecida en la antigüedad.

¿Esto no son actitudes fanáticas, integristas, fundamentalistas, ilegales?  Entonces, ¿a qué estamos jugando, a los ilegales, a los dictadores, que hacen lo que les da la gana con la ley. Que la eluden cuando quieren, que la inflaman con brutalidad, con crueldad, incluso violetamente, cuando les conviene para conseguir lo que se proponen, quieren.

Que es, hacer las cosas de manera, para que las personas, sean lo más subdesarrolladas. Para así, manejarlas como si fueran animales de rebaño.

 

2976. Para Jonathan Safran For. Escritor de origen judío. Activista vegetariano. He leído tu escrito. 'La destrucción de Israel sucede cada 30 años'. Gracias. 

Cualquier obsesión, es la manifestación del miedo. Pues, cuando uno tiene miedo, está inseguro. Y busca la seguridad. Ese es el mandato de la vida: sobrevivir. Por tanto, es con esa realidad, con ese paradigma, que hemos de vivir. Y en eso, no hay problema.

El problema está, en cómo hacemos para vivir con ese paradigma de sobrevivir. Por eso, tanto Israel, los judíos, como los nazis, tienen el derecho, la obligación de tener su orden. Pero, el orden de uno no puede ser a costa de ser cruel, torturar, asesinar a los otros, ya sea una persona, como millones.

Porque, ese orden que se ha impuesto por la fuerza, la violencia, la tortura, el asesinato en masa, va a volver a ellos -a nosotros-. El otro problema es: ¿Por qué si lo vemos hablando, escribiendo, pensando, siempre lo repetimos una y otra vez?

Porque, somos seres humanos y eso no se puede cambiar. Pues, como ya hemos dicho, estamos condicionados, programados para sobrevivir. Porque, somos como los animales, aunque vayamos vestidos y manejemos toda clase de máquinas. Y nadie quiere morir. Hace todo lo necesario para sobrevivir.

Aunque nosotros, lo hacemos más exagerado. Pues tenemos memoria, sabemos quiénes son nuestros enemigos más peligrosos; y también los menos: los familiares, los que viven con nosotros, la pareja, los hijos, todos.

Pero, todo ser humano es un peligro para otro. Aunque, nos necesitamos para vivir, sobrevivir. Y esa es la paradoja, la parte absurda de la vida. Aunque, no hemos de hacer un problema de eso; una obsesión, huyendo, queriendo cambiarla, pues nos volveríamos neuróticos.

Con afecto y cariño.