Cuando el observador es lo observado, todo va bien. 02-03-2018

strict warning: Only variables should be passed by reference in /var/www/vhosts/tsegarra.com/httpdocs/modules/captcha/captcha.inc on line 61.

1683. Esa es la cuestión. ¿Está, hagamos lo que hagamos, ya todo determinado o no? En unos momentos determinados, podemos decir que sí o que no. Pues, se dice: tus pelos están contados. Y, ni una sola hoja de un árbol se mueve, sin la voluntad del universo. 

Por eso, todo puede que sea una ilusión. Pues, todo ya está determinado, lo que es, lo que venga. Las reacciones o las no reacciones, que hacemos o no hacemos ante lo que sucede en la vida.

Lo que está claro, es que al universo no le importa lo que hagamos o no. Porque, él tiene sus herramientas, su ley -que no lo es, eso es otro invento nuestro-. Que es que, él no ve ni considera que lo que nos sucede, sea algún problema, pues todo lo que sucede está previsto.

Todo lo que sucede, forma parte de la consecuencia del diseño de la vida, por horroroso que nos parezca. 

 

1684. Hay un problema para los creyentes, crueles, castigadores. Y, es que dios todo amor, compasión, bondad, no es un castigador cruel.

Son los creyentes, los que hacen a su dios a su semejanza, para que se acople a sus maneras de vivir. Y por eso, lo asemejan, como a los miserables y pobres reyes, que necesitan ejércitos, prisiones, castigos, matanzas, para poder gobernar.

Pero, dios no hace todo eso. Eso, sólo es cosa de los impotentes hombres; ya que, quieren ser como los dioses, pero no pueden.

 

1685. El verdadero amor se consigue, con las buenas obras. Después de la observación, de las malas obras, y de sus amargas consecuencias, que provocan. Eso si uno es afortunado y sensible. 

 

1586. O, lo que es lo mismo: no hay que hacer otro problema, del problema que es, lo que nos sucede en la vida. 

 

1687. Hay personas ignorantes, que creen que ellos son diferentes a todos los demás -pero ellos también saben que no lo son-. Y, lo más grave para ellos, es presentar esa mentira, como si fuera verdad. Porque, el día que los descubren, sufrirán tanto como el infierno en la tierra.

Esa mentira, no es sólo responsabilidad de ellos. Sino de todos los cómplices, que callan, esconden, eso que en cierto modo es tan natural.  

 

1688. Para Juan Echegaray. Doctor en Biología, especializado en biología celular y neuroanatomía. Director de Borden. Chile.

Estimado, Juan. Por supuesto, que eres escritor. Pero, resulta que lo que se dice, se escribe, no es lo real. Lo que está más allá de las palabras.

Ese cambio, que dices que primero será de unos pocos. Y, luego todos lo haremos, para así ser perfectamente buenos. ¿Cómo se va a realizar, se podrá realizar?

Porque, ¿puedes tú cambiar solamente, sin cambiar también todos a la vez? Pues, como todas las mentes están unidas, interrelacionadas entre sí, no puede haber una sola mente, que esté fuera de esa mente global. ¿Entiendes la situación?

Es decir, si tú estás liberado, pero los otros no lo están, ¿podrías vivir con ellos, sin ser como ellos? Por supuesto, a un cierto nivel sí; pero en lo básico, no. Pues, cuando tú y otra persona os relacionáis, hay un transfer de las dos mentes. De manera que, lo de uno pasa al otro. Para que, lo veas más claro: en un momento que observas algo, te relacionas con algo, es cuando el observador es lo observado. Yo soy, tú. Tú eres, yo.

Por otra parte, ¿existe el amor en el sentido de no hacer daño a los demás? No existe. Porque, cuando ayudamos a una sola persona, a la pareja, al amigo, al conocido, estás maltratando a los demás. Si tú, te enamoras y consigues a una mujer, los otros que también la quieren, sienten un daño, dolor, por no poder conseguir enamorar, seducir a esa mujer.

Lo que quiere decir, que si hemos pasado ya por dos millones de años y seguimos igual: división, conflicto, crueldad, violencia, miedo, guerra. ¿Qué es lo que haremos para salir de ese paradigma de brutalidad, de crueldad, de enfrentamiento, es decir de egoísmo, del más y más, de la competitividad, que nos hace neuróticos, confusos, en desorden? Y, si hay desorden, no puede haber inteligencia, amor.

 

1689. Mientras estén enganchados con la matriz española. No pueden hacer las cosas, para que se liberen definitivamente de la matriz española -ser libres, independientes de España-.

Pues, esto provocaría miedo, recelo, con los que ellos llaman separatistas catalanes, que quieren romper la unidad de España.

Y eso, les haría perder muchos votos, a la matriz española de Podemos. 

 

1690. Una persona verdaderamente honesta, ¿puede tolerar el nacionalismo centralista español? No lo puede, porque su moralidad -humanidad- no se lo permite. Pues, ¿no es el anacrónico nacionalismo centralismo español, inhumano, opresor, dictatorial. Es decir, injusto, ladrón, aprovechado por ser el más poderoso.

La pregunta es: todo eso, cualquier persona medianamente culta, informada, lo sabe, ¿por qué lo toleran? Al igual, ¿cómo votan y toleran a los políticos, corruptos, marrulleros, inmorales? Sabiendo que lo son. Porque, son como ellos, y por eso los votan.